Coches autónomos, revolución tecnológica

Coches autónomos

Indiscutiblemente los coches sin conductores son la nueva revolución tecnológica y automotriz del mundo. Básicamente haciendo un lado todos los posibles beneficios que nos pueden traer este tipo de vehículos hay uno resaltante. Reducir los accidentes viales que tantas vidas cobran al año alrededor del mundo. Por otro lado, aún no podemos predecir cuando este tipo de vehículo podrá ser visto de manera habitual en las carreteras.  Sin embargo, grandes compañías de vehículos como Nissan, Ford, Volkswagen, entre otros se encuentra en el desarrollo de esta tecnología. De esta manera conozcamos un poco acerca de los coches autónomos.

¿Qué son los coches autónomos?

Básicamente es un vehículo sin conductor, capaz de ser manejado independientemente por los sistemas informáticos. De hecho, tanto así que imita a la perfección las habilidades de conducción de un ciudadano promedio. En consecuencia, el “conductor” del automóvil podrá viajar hasta su destino sin necesidad de operar mecánicamente el mismo.

Por otro lado, estos vehículos son capaces de percibir su entorno a través de radar, laser y visión computarizada. De esta manera pueden sortear de forma eficiente cualquier obstáculo en la carretera como: Niños, conductores imprudentes, baches y cualquier otra cosa inesperada.

Pioneros de los vehículos autónomos

No podemos hablar de coches autónomos sin hacer mención al grande del internet Google. Indiscutiblemente uno de los pioneros en este tipo de tecnología con su flota de vehículos independientes. Especialmente la flota de este tipo de vehículos de Google MAPS encargados de realizar fotos de la vía.

Por otro lado, se encuentra el coche autónomo de Uber. El cual fue diseñado para transportar pasajeros de forma eficiente hasta su destino sin necesidad de un conductor.  Básicamente es una flota de vehículos dotados por un sistema inteligente que permite la conducción independiente de los mismos.

Indiscutiblemente el futuro cada vez mas forma parte de nuestro presente y los coches autónomos son prueba viviente de ello.