Mucha gente habla de lo difícil que es encontrar un alojamiento web adecuado, y lo mismo se puede decir sobre el registro de un dominio. Hay cientos de estos servicios disponibles en línea, y técnicamente cada uno de ellos cumple la misma función. Sin embargo, eso no significa que todos sean iguales.

Comprar un Dominio de Internet

Al igual que con los hosting web, no todos los registradores de dominios son iguales. Elegir el correcto puede ahorrarle dinero a largo plazo y puede facilitarle la vida, dependiendo de cómo sean sus características de gestión. Es por eso que vale la pena investigar un poco antes de comprometerse con cualquier solución.

En este artículo, vamos a hablar sobre qué son los registradores de dominios y las diferencias entre sus servicios. A continuación, le daremos algunos consejos para ayudarle a elegir el más adecuado. ¡Vayamos al grano!

¿Qué son los registradores de dominios?

Los registradores son servicios dedicados a ayudarle a elegir y comprar un dominio para su sitio web. Le permiten registrar tantos dominios como quiera, y asignarlos a un sitio o simplemente guardarlos para más tarde. De cualquier manera, tendrá que pagar una cuota anual para mantener la propiedad de su dominio después de la compra inicial.

En general, los registradores de dominios le permiten comprobar si un dominio determinado está disponible, ofreciendo a menudo múltiples opciones de dominios de primer nivel (TLD). Si tienen un dominio que usted desea, puede registrarlo rellenando unos cuantos formularios y pagando una cuota, que varía según el dominio y el TLD que usted elija. Una vez que lo tenga, es libre de hacer lo que quiera con su dominio.

Para ser claros, registrar un dominio y alojar un sitio web son dos cosas diferentes. Sin embargo, muchos hosting web ofrecen servicios de registro de dominios, por lo que puede tachar ambas tareas de su lista a la vez. Esto se debe a que los servicios de dominio son una parte integral de la gestión de sitios web, y es natural que la gente quiera ocuparse de todo desde un solo servicio.

¿Existe diferencia entre los registradores de dominios?

Una vez que usted registra un dominio, es suyo – no importa en qué servicio lo haya comprado. Si un dominio está disponible, por lo general puede comprar dominio para pagina web en cualquier lugar que desee. Sin embargo, algunos registradores de dominios ofrecen servicios o ventajas que otros no ofrecen.

Algunas áreas clave en las que los registradores tienden a diferir:

  • Servicios adicionales de hospedaje. Como hemos mencionado, algunas plataformas abordan tanto el registro de dominios como el hosting, mientras que otras sólo ofrecen un servicio.
  • Diferentes precios para los mismos dominios. Dos registradores de dominios pueden cobrarle precios diferentes por el mismo dominio, por cualquier número de razones. Esto significa que lo mejor para usted es comparar precios si quiere ahorrar dinero.
  • Soporte para diferentes conjuntos de TLDs. Algunos registradores sólo tratan con TLDs populares, como .com y.net, mientras que otros pueden incluir más opciones de nicho. Algunos ejemplos de ello son el.wiki y el.blog.
  • Mejores características de administración de dominios. Lo ideal es utilizar un registrador que ofrezca un panel de usuario intuitivo que le ayude a gestionar sus dominios. En algún momento, es posible que tenga que transferir algunos dominios o modificar sus registros CNAME. Un panel de control complicado puede complicar esas tareas.
  • A modo de ejemplo, en Dominio-y-Hosting.com le permiten gestionar sus dominios a través de un cPanel personalizado. Este es el tipo más popular de panel de control web, por lo que es probable que esté familiarizado con él (lo que debería hacer que la gestión sea más sencilla). Otros servicios de registro de dominios utilizan sus propios paneles personalizados. Esto no es necesariamente peor, pero dependiendo del servicio puede implicar una curva de aprendizaje más pronunciada.

En resumen, es inteligente ser selectivo con respecto al registrador de dominios que utiliza. Por lo menos, usted quiere usar un servicio que no va a complicar su vida, lo que nos lleva a nuestro siguiente punto.

¿Qué debe buscar en un registrador de dominios?

Incluso si usted sólo tiene planes de registrar un solo dominio, la elección de un registrador de calidad todavía puede dar sus frutos. Después de todo, tendrá que renovar ese dominio en algún momento, y es posible que desee registrar otros más adelante. Además, la transferencia de un dominio de un registrador a otro puede ser una molestia, por lo que, si es posible, no tendrá que seguir por ese camino.

Con esto en mente, esto es lo que debe tener en cuenta al momento de elegir dónde registrar su dominio:

  • Una interfaz fácil de usar. Esto es vital para cualquier servicio en línea que vaya a utilizar regularmente.
  • Precios bajos para el registro y renovación de dominios. Compare precios antes de decidirse por un registrador y vea cuánto cuesta obtener el mismo dominio en varios lugares. Lo más probable es que la diferencia no sea tan grande, pero ahorrar unos cuantos dólares nunca le hará daño a nadie.
  • Funciones avanzadas de administración de dominios. Como mínimo, cualquier registrador que elijas debería ofrecerte la opción de ocultar tu información a las personas que quieran echar un vistazo a los registros de tu dominio.
  • Planes de alojamiento web. Este no es un problema, ya que mucha gente prefiere mantener su hosting y dominios separados. Sin embargo, si usted prefiere tener todo bajo el mismo techo, debe optar por un proveedor que ofrezca ambos servicios.
  • Si está decidido a utilizar la misma plataforma para sus necesidades de dominio y alojamiento web (que recomendamos), también debe comprobar qué planes de alojamiento ofrecen. En términos generales, usted querrá ir con un proveedor que ofrezca un rendimiento excelente, tenga buenas críticas y ofrezca muchos planes entre los que elegir.

Conclusión

Una vez que haya decidido qué servicio utilizar para registrar tu dominio, todo lo que te queda es elegir el nombre perfecto y hacer una compra. Dependiendo del servicio que utilice, no debería llevar más de media hora configurar todo, lo que incluye rellenar formularios y pagar el registro de tu dominio.